Caja de búsqueda

Patricia Smeyers y Belén Roselló

Introducción

Las crisis asociadas a procesos febriles en la infancia son el tipo de crisis epiléptica más frecuente a esta edad, afectando entre 2 a 5 de cada cien niños menores de 5 años (Hauser, 1994). Estudios epidemiológicos clásicos sugieren que en su gran mayoría los niños con convulsiones febriles tienen un desarrollo psicomotor y cognitivo normal (Chang, 2001). Sin embargo, la experiencia clínica nos hace sospechar que un subgrupo de niños con convulsiones febriles de repetición podrían presentar alteraciones en ciertas funciones cognitivo-conductuales a menudo referidas de manera poco específica por los padres.

 

Objetivos

Analizar el funcionamiento cognitivo y conductual de un grupo de niños que han experimentado en su desarrollo convulsiones febriles de repetición.

 

Pacientes y Métodos

 

Fueron estudiados un total de 41 niños con convulsiones febriles de repetición (al menos 3 episodios de convulsiones febriles simples o al menos 2 episodios, si uno de ellos cumple criterios de convulsión febril compleja). De estos 6 sujetos se excluyeron por presentar un retraso psicomotor ligero a moderado y 11 se excluyeron por ser menores de 4 años o mayores de 7. En total la muestra se compuso de 24 niños (13 varones y 11 mujeres) de edades comprendidas de 4 a 7 años con convulsiones febriles de repetición. A los niños se les administró individualmente una batería de test neuropsicológicos para evaluar el funcionamiento cognitivo, concretamente, se estudian los procesos cognitivos de memoria (visual y verbal), atención (vigilancia, atención selectiva y sostenida), control inhibitorio, flexibilidad cognitiva y fluidez verbal. A nivel conductual, se extraen indicadores de la percepción del profesor relacionados con la presencia de problemas de aprendizaje, en el área del comportamiento, problemas internalizantes (retraimiento, timidez y ansiedad) y de adaptación escolar.

 

Resultados

En nuestra serie encontramos que más del 30% de los niños tenían alteraciones  en los siguientes aspectos estudiados: memoria verbal, vigilancia, atención selectiva, atención sostenida y flexibilidad. En cuanto a las alteraciones conductuales evaluadas por el profesor en más del 30% de niños existió alteración del factor atencional, problemas de conducta y aprendizaje.

 

Conclusiones

Nuestros hallazgos revelan que el porcentaje de niños con  CF de repetición que experimenta dificultades a nivel cognitivo y conductual es suficientemente elevado para motivar la realización de controles neuropsicológicos sistemáticos por parte de los profesionales dedicados a la evaluación y tratamiento de los trastornos del neurodesarrollo e investigar cuáles son los factores de riesgo subyacentes en un trastorno considerado hasta ahora como carente de asociación a trastornos neuropsicológicos

PIDE UNA CITA

35 años de experiencia nos avalan