RESUMEN
FUNCIONES COGNITIVAS Y REDES NEURONALES DEL CEREBRO SOCIAL.

Palacio de Congresos de Valencia
Viernes, 7 de Marzo 12.30h Ponente: José-Ramón Valdizán Usón

Autor:
José-Ramón Valdizán Usón

Institución / Centro de trabajo:
Servicio de Neurofisiología Clínica. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

Correspondencia: José-Ramón Valdizán Usón. e-mail: jrvaldizan@auna.com

Introducción
El hecho de que el cerebro humano sea el 2% del cuerpo y consuma el 20% de la energía indica su importancia todo el organismo y para sus relaciones con el entorno. Originando la idea de que el cerebro asume la información procesada sobre el entorno. Órgano donde existen las estructuras necesarias para entablar y mantener las relaciones, base de la supervivencia del individuo y de la especie en su conjunto. De ahí que la destrucción de alguna de las estructuras implicadas puede crear situaciones, actualmente no reparables, para una correcta sociabilidad. Cuando hablamos, escuchamos o vemos a una persona o situación nuestras redes cerebrales regulan la interacción con ese exterior, que a su vez se asientan sobre funciones cognitivas y a su vez basadas en zonas cerebrales. Patologías como el trastorno del espectro autista, esquizofrenia, trastornos bipolares, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de déficit de atención con hiperactividad…son entidades que desencadenan disfunciones individuales con el entorno. En la esquizofrenia se ha especulado que esta enfermedad es el resultado de la disconectividad de las redes implicadas en las redes del cerebro social; por ello, posiblemente, cada una de estas patologías pueden tener alteradas una o varias zonas/redes neuronales que dificultan la conectividad entre todas las que constituyen el cerebro social. Definido como los sistemas superiores cognitivos y afectivos cerebrales desarrollados resultantes de las cada vez más complejas y selectivas presiones sociales. En este trabajo presentamos las funciones cognitivas básicas y superiores con sus estructuras neuronales implicadas necesarias para la sincronización del cerebro social.


Funciones cognitivas básicas necesarias para el cerebro social
Definidas como el resultante temporofuncional por la interacción entre la interconexión dinámica de distintas estructuras cerebrales, genéticamente determinadas, con el entorno.

1.-Alerta cortical Sistema necesario modular del entorno, es la base de los procesos que controlan la alerta, la vigilia y la activación, necesarios la percepción y consciencia. Para que estas funciones se actúen es fundamental que la formación reticular ascendente activadora, que procedente del tronco cerebral asciende al sistema talámico difuso y termina en las vías tálamo-corticales, active el sistema nervioso central y en concreto la corteza cerebral facilitando la consciencia e forma difusa.

2.-Atención Es la red neuronal jerárquica fundamental para los procesos cognitivos que parte de los niveles básicos de alerta cortical:

Sistemas que participan en la atención: De ellos el cortex prefrontal posee tres funciones atencionales: dirección de la atención, atención selectiva y atención sostenida .

3.-Percepción Primer proceso cognitivo que modula la información externa procedente de los sistemas sensoriales, elabora en forma de hipótesis la representación inicial interna de la realidad. En el área motora suplementaria, se crea un sistema o centro de convergencia que puede tomar información, tanto de la memoria como sensorial, para generar acciones y que a su vez engloba diversas funciones motoras y sensoriales.

4.-Memoria Es la capacidad para retener lo visto ó escuchado en el pasado, fundamentada en la formación de conexiones sinápticas temporales suficientemente firmes con capacidad de actualización o futuro funcionamiento.

La memoria episódica permite recordar experiencias personales contextualizadas, dentro del circuito que forman lóbulo temporomedial, núcleo talámico anterior, cuerpos mamilares, fornix, corteza prefrontal. Mientras  que la memoria semántica explícita, usada para almacenar conocimiento general, sin relación con el contexto, utiliza el lóbulo temporoinferolateral. Memoria de trabajo  explícita y declarativa. Posee la capacidad de retener y utilizar temporalmente información necesaria para realizar una tarea. Compuesta de información fonológica, localizada en corteza prefrontal, área de Broca y área de Wernicke y visuo-espacial, localizada en corteza prefrontal y área de asociación visual, junto con la función ejecutiva adecuada para utilizar estos recursos.

5.- Motivación Proceso dinámico interno intrinsecamente humano relacionado con el interés y la voluntad, resultante de la combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada, la iniciación, dirección, el vigor de la actuación y la persistencia en encauzar la energía. El sistema dopaminérgico tegmentoventral juega un importante papel, junto al hipocampo y el giro cingulado anterior que mantiene una buena conexión con el cortex frontal y el resto del sistema límbico.

6.-Regulación emocional Capacidad para modificar o mantener una situación emocional concreta dependiendo de la capacidad previa para distinguir y diferenciar estados emocionales internos. Se ha señalado que las bases de la regulación emocional dependen del circuito límbico-prefrontal.


7.-Autoconsciente
Es el regreso a la conexión con el exterior, siendo el elemento clave del ser humano, donde se da importancia al medio externo y posiblemente localizado en el lóbulo prefrontal. La sistemática donde autoconsciente e introspección se alternan podría explicar procesos como autismo o esquizofrenia.

Dinámica del autoconsciente La explicación de esta función modulación subjetiva del mundo objetivo se debe a que por cada conexión de tálamo a cortex parten de corteza a tálamo más de 10 conexiones, generándose un bucle tálamo-cortical-talámico con frecuencia de 40 Hz.

8.- Lenguaje interior Forma básica del pensamiento sin palabras, el lenguaje interior ayuda a la organización mental y a la comprensión consciente, siendo el paso intermedio entre pensamiento y expresión exterior mediante representaciones semánticas sin estructura gramatical. Localizado en el lóbulo frontal.

9.-Solidaridad Suma de los mecanismos nerviosos que instrumentan nuestras interacciones, además de nuestros pensamientos sobre las personas.

10.-Autocontrol Capacidad para resistirse en realizar una acción después de tener la intención de hacerlo o la libertad para no querer. La acción voluntaria es fundamental para la existencia humana. Implica una red específica de la actividad cerebral, centrada en la corteza frontoparietomedial que se activa cuando se debe actuar o no.

11.-Sincronización Las estructuras neuronales que interconectan al unísono para mantener las actividades superiores que caracterizan el cerebro social, son: el cortex prefrontal dorsolateral, el cortex órbitofrontal, el cortex cingulado anterior, la amígdala, el gyrus temporosuperior y el cortex asociativo parietal.

En conclusión, las estructuras morfofuncionales básicas en el cerebro social son formación reticular activadora, tálamo, sistema límbico, lóbulo temporal, área motora suplementaria, gyrus cingulado anterior y lóbulo prefrontal.

Figura 1:

Figura 1: Estructuras cerebrales básicas para las funciones cognitivas del cerebro social: Cortex prefrontal (9,10,11, 12). Cortex motor suplementario (6). Lóbulo temporal (20,21,22). Cortex cingulado (24) y debajo todo el sistema límbico. Sistema hipocámpico (28). Cortex visual asociativo (18,19)

Referencias bibliografícas

  • Aiello LC. Wheeler P. The expensive tissue hypothesis. Curr Anthropol 1995; 36:184–93.

  • Dunbar RIM. The social brain hypothesis. Evol Anthropol 1998;6 :178-90.

  • Brüne M, Ribbert E, Schiefenhövel W. The Social Brain: Evolution and Pathology. New York: Oxford University Press. 2003.

  • Burns J. The social brain hypothesis of schizophrenia. World Psychiatry 2006; 5: 77-81.

  • Brothers L. The social brain: a project for integrating primate behavior and neurophysiology in a new domain. Concepts Neurosci 1990;1:27–51.

  • Anderson KJ. Arousal and the inverted-U hypothesis: A critique of Neiss’s “Reconceptualizing arousal”. Psychological Bulletin 1990; 107: 96-100.

  • Estévez A. C. García C, Junqué C. La atención: una compleja función cerebral. Rev Neurol 1997; 25: 1989-97.

  • Ollari JA. Sistemas atencionales. www.psycoweb.roche.com.ar (29 Noviembre 2007)

  • Colmenero JA, Catena A, Fuentes LJ. Atención: Una revisión sobre los sistemas atencionales del cerebro. Anales de Psicología 2001; 17: 45-67.

  • Allegri RF, Harris P. La corteza prefrontal en los mecanismos atencionales y la memoria. Rev Neurol 2001;32:449-54.

  • Combs DR:The role of attention in affect perception: an examination ofmirsky’s four factor model of attention in chronic schizophrenia. Tesis Doctoral 2002 . http://etd.lsu.edu (29 Noviembre 2007)

  • Bor B, Cumming N, Scott CEL, Owen AM. Prefrontal cortical involvement in verbal encoding strategies. Eur J Neurosci 2004 ;19 :3365-70.

  • Palmero F. Motivación: Conducta y proceso. Revista electrónica de Motivación y Emoción. http://reme.uji.es (30 Noviembre 2007).

  • Geen RG. Human motivation: A psychological approach. Lakewood: Wadsworth Publishing. 1994.

  • Banks SJ, Eddy KT, Angstadt M, Nathan PJ, Phan KL. Amygdala–frontal connectivity during emotion regulation. Soc Cogn Affect Neurosci 2007; 2: 303-12.

  • Llinás R, Ribary U. Consciousness and the brain. The thalamocortical dialogue in health and disease. Annals of the New York Academy of Sciences 2001; 929: 166-75.

  • Valdizán JR. Bases neurobiológicas de las funciones cognitivas. Conferencia de clausura de la III Jornada Neurofisiológica del Hospital Ramón y Cajal. Abordaje multidisciplinar de los Trastornos Neuropsicológicos Infantiles. Madrid 24 Noviembre 2007.

  • Brass M, Haggard P. To Do or Not to Do: The Neural Signature of Self-Control J. Neurosci 2007; 27: 9141-45.

  • Adolphs R. The neurobiology of social cognition. Curr Opin Neurobiol 2001; 11:231–9.

  • Saxe R. Kanwisher N. People thinking about thinking people. The role of the temporo-parietal junction in "theory of mind". Neuroimage 2003;19:1835–42.

© Invanep 2008. C/ Artes Gráficas Nº 23 Bajo, 46010 - Valencia. Telf.: 96 361 33 00. Web realizada por Domatix