Solicitar inscripción



ENLACES A PROGRAMAS
  Ir a: Día 24 | Día 25 | Día 26
   
CORRELACIONES NEUROANATÓMICAS FUNCIONALES DEL ÁREA PERISILVIANA
Día: 26 de Febrero 2005
Hora de intervención: 09:55
Ponente: Montserrat Palau Baduella - (Barcelona, España)

 


CORRELACIONES NEUROANATÓMICAS FUNCIONALES DEL ÁREA PERISILVIANA

Montserrat Palau Baduell


Los trastornos del espectro autista abarcan un continuo de trastornos que van desde el autismo grave hasta el autismo leve y síndrome de Asperger. Se consideran un subgrupo de los trastornos generalizados del desarrollo, y se caracterizan por la alteración de tres áreas de la conducta, la alteración cualitativa en la interacción social recíproca, la alteración cualitativa en la comunicación y patrones de conducta, intereses y actividades restrictivos, repetitivos y estereotipados. Estas alteraciones se expresan en mayor o menor severidad dependiendo del nivel de gravedad del trastorno y pueden ser detectadas y cuantificadas por instrumentos clínicos como el ADI-R (Autism Diagnostic Interview-Revised) y el CARS (Childhood Autism Rating Scale).

La magnetoencefalografía (MEG) es una técnica no invasiva de neuroimagen funcional, que registra la actividad funcional cerebral, permitiendo estudiar las relaciones entre las estructuras cerebrales y sus funciones.

El objetivo de este estudio es establecer una relación entre las características conductuales específicas del autismo - valoradas mediante el ADI-R y el CARS - y las estructuras y funciones cerebrales, fundamentándose en el análisis de los efectos conductuales de las lesiones funcionales halladas a nivel de la Cisura Silviana en los niños con trastornos del espectro autista.

Todos los pacientes mostraban actividad patológica epileptiforme, con mayor predominio en la zona perisilviana.

Obtuvimos correlaciones de Spearman estadísticamente significativas entre el ítem patrones de comportamiento restringidos, repetitivos y estereotipados del ADI-R y el área de la circunvolución precentral inferior derecha, así como el ítem anormalidad o desvío en el desarrollo evidente antes de los 36 meses de edad correlacionó positivamente con el área de la circunvolución supramarginal derecha y negativamente con el área de la circunvolución postcentral izquierda. También correlacionó significativamente la cantidad de áreas perisilvianas con actividad epileptiforme y la incapacidad cualitativa en la comunicación del ADI-R. Así como, algunos ítems del CARS con áreas de la zona perisilviana.

Nuestros resultados confirman que las alteraciones funcionales de las distintas áreas que conforman la zona perisilviana están relacionadas con los diversos rasgos conductuales que definen y caracterizan al autismo.

 


(Para ampliar la imagen haga clic sobre la foto)

Figura 1. Magnetoencefalografía en un niño con autismo infantil grave. Se observa una mayor concentración de dipolos (triángulos rojos en las imágenes de RM) en la zona perisilviana del hemisferio izquierdo

Correlaciones de Spearman entre ADI-R y MEG

(Para ampliar la imagen haga clic sobre la foto)

Los patrones de comportamiento restringidos, repetitivos y estereotipados (ADI-R crre) del ADI-R y los dipolos por minuto en la circunvolución precentral inferior derecha (PreCSilv D).

 


 
  ENLACES A PROGRAMAS    
  Ir a: Día 24 | Día 25 | Día 26  
     
   

 
 

COPYRIGHT (C) 2004, INVANEP. INSTITUTO VALENCIANO DE NEUROLOGIA PEDIATRICA