Solicitar inscripción



ENLACES A PROGRAMAS
  Ir a: Día 24 | Día 25 | Día 26
   
Utilidad de los potenciales evocados cognitivos en la varloación de niños con trastorno por deficit de atencion tratados con metilfenidato
Día: 25 de Febrero 2005
Hora de intervención: 12:25
Ponente: Mª Angeles Idiazábal (Barcelona)

 

UTILIDAD DE LOS POTENCIALES EVOCADOS COGNITIVOS EN LA VARLOACIÓN DE NIÑOS CON TRASTORNO POR DEFICIT DE ATENCION TRATADOS CON METILFENIDATO.

Mª Angeles Idiazábal (Barcelona)


El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos infantiles más frecuentes y constituye un importante problema en la práctica clínica ya que la sintomatología es preferentemente conductual y posee importantes manifestaciones en el despliegue de la personalidad, en los rendimientos académicos, en la dinámica familiar y en la adquisición de habilidades sociales. El cuadro clínico se caracteriza por un déficit de atención, conducta y estilos cognitivos impulsivos y por exceso de actividad motora.


El diagnóstico del TDAH es fundamentalmente clínico y no existe ninguna prueba, test o cuestionario que por sí mismo sea definitivo. La entrevista clínica y el uso de cuestionarios de conducta y pruebas de valoración de las capacidades cognitivas del sujeto suelen ser las vías utilizadas por los profesionales de la salud para obtener dicho diagnóstico.


La neurofisiología clínica cuenta con técnicas de exploración que permiten la valoración de la función cerebral, son los Potenciales Evocados Cognitivos (PEC). Los PECs son pequeñas variaciones de la actividad cerebral que se hallan sincronizadas con un estímulo cognitivo, y que permiten observar la actividad neuronal asociada al procesamiento sensorial y cognitivo de la información, constituyendo un indicador neurofisiológico del procesamiento subyacente a esos estímulos. Los PECs presentan gran resolución temporal y nos permiten evaluar las distintas funciones cognitivas superiores (atención, memoria de trabajo, percepción, lenguaje…). Dentro de los PECs, el componente P300, es el más utilizado para estudiar las funciones cognitivas y atencionales, ya que pone de manifiesto procesos cognitivos como la capacidad de análisis, valoración y discriminación de estímulos.. Esto permite medir la actividad neuronal inducida por la tarea antes de que se vislumbre la respuesta final.


Numerosos estudios han puesto de manifiesto la existencia de alteraciones en los PECs obtenidos, tanto en tareas visuales como en tareas auditivas, en sujetos con TDAH; así, se han objetivado alteraciones en la amplitud y latencia de los componentes N1 (Satterfield, Schell y Nicholas, 1994), P2 (Johnstone y col. 2001), N2 (Satterfield y col. 1994), P300 (Johnstone y Barry, 1996; Idiázabal y col. 2002) y N400 (Idiazábal y col. 2001). Estas alteraciones de la actividad cerebral no son específicas de TDAH, pero integrando esta información con otra información clínica, aumenta significativamente la probabilidad de un diagnóstico correcto (McPherson, 1996), así el análisis de los PECs en niños ayuda al diagnóstico de TDAH (Smith y col., 2004), pudiendo incluso diferenciar entre los subtipos inatento y combinado del trastorno. Por tanto el análisis de los PECs debería sumarse al conjunto de herramientas de evaluación clínica del comportamiento infantil, aumentando así la probabilidad de un diagnóstico correcto al utilizarse conjuntamente con la información clínica.

El tratamiento farmacológico de elección del TDAH son los psicoestimulantes. Los PECs también se han utilizado ampliamente para la valoración de los efectos de la medicación estimulante sobre la capacidad cognitiva de los pacientes con TDAH. Así, estudios recientes como el de Sangal y Sangal (2004) señalan que los parámetros del componente P300 de los PECs permiten predecir la respuesta a metilfenidato en pacientes con TDAH. La mayoría de los estudios que valoran la eficacia terapéutica del tratamiento farmacológico se realizan en sujetos que han estado sometidos a dicha medicación durante un periodo mínimo de 2 meses. Nuestro objetivo es valorar la influencia de la administración de metilfenidato sobre la actividad cognitiva del sujeto en el punto máximo de liberación del fármaco y en sujetos que no han estado sometidos a dicha medicación previamente. Pretendemos valorar si los efectos de la medicación sobre los PECs son ya observables tras la primera administración, ya que, en caso de ser así se evitaría la administración de tratamiento farmacológico a sujetos no respondedores tras la ingestión exclusiva de una dosis, evitando los efectos secundarios de la medicación y permitiendo la búsqueda de tratamientos alternativos a los que el paciente sí responda. Además, esta valoración consecutiva evita la influencia de la maduración cerebral sobre los potenciales evocados cognitivos, de modo que cualquier cambio en los parámetros electrofisiológicos pueden ser asignados al fármaco.

 

 
  ENLACES A PROGRAMAS    
  Ir a: Día 24 | Día 25 | Día 26  
     
   

 
 

COPYRIGHT (C) 2004, INVANEP. INSTITUTO VALENCIANO DE NEUROLOGIA PEDIATRICA