Resumen de la ponencia


 


Volver Atrás


Imprimir está página


Siguiente Resumen



Aspectos cognitivos y del lenguaje de niños con cromosoma X frágil 
Ponente:

Ferrando, Mª Teresa
Neuropediatra del Centro de Rehabilitación del Lenguaje. Madrid.

  Hora: 9.25    Dia : 22 de Febrero del 2003

Ferrando Lucas MªT. (1); Banús Gómez P. (2); López Pérez G. (3)
(1)- Neurología Pediátrica.
(2)- Especialista en Audición y Lenguaje.
(3)- Maestra en Educación Especial y Logopeda.
Asociación Síndrome X Frágil de Madrid
Federación Española del Síndrome X Frágil

   Producido por mutación de un gen del cromosoma X, el síndrome x frágil es la causa mas frecuente de retraso mental de origen hereditario. Sus manifestaciones clínicas son múltiples al verse afectados diferentes sistemas orgánicos; sin embargo, el fenotipo físico y conductual del síndrome puede pasar desapercibido aún en casos de mutación completa. La normalidad física e intelectual de los portadores, el retraso en efectuar los exámenes diagnósticos apropiados y un incompleto conocimiento de la riqueza de manifestaciones clínicas que puede presentar esta afección implica un diagnostico tardío que hace que en ocasiones el consejo genético se ofrezca a las familias cuando ya hay mas de un hijo afectado.
El gen FMR1 (Fragil X Mental Retardation), situado en el locus Xq27.3 esta formado por un número de repeticiones de la tripleta CGG (citosina- guanina- guanina) del ADN; la población normal posee entre 5 y 50/ 60 copias de esta tripleta. Una expansión del triplete entre 60 y 200 repeticiones implica un estado de premutación, y por encima de 200 repeticiones nos encontramos ante una mutación completa; la mutación completa lleva consigo un estado de hipermetilación que va a inhibir la expresión del gen FMR1 y secundariamente que no se forme una proteína, la FMRP y la disminución o ausencia de esta proteína es la responsable de las alteraciones multisistémicas de la afección.

Las manifestaciones clínicas más severas son las derivadas de la afectación neurológica. En los estudios de laboratorio efectuados con ratones nulos para el gen, se ha apreciado un defecto en la espiculación dendrítica, por lo que se postula que la falta de FRMP tendría un efecto negativo sobre la correcta formación de las sinapsis y que esta sería la causa última de los trastornos cognitivos y de conducta del síndrome.
El retraso mental (RM) es, junto al autismo, la manifestación más dramática del síndrome. El retraso mental lo presentan la totalidad de los varones afectados y alrededor del 70% de las mujeres con la mutación completa. El RM no se aprecia en las premutaciones, aunque en estos casos si que han sido descritos otros trastornos neuropsicológicos (TNP), tales como rendimientos más bajos que en la población general en cálculo, lectura y escritura, ansiedad social e inestabilidad emocional, en las mujeres; un hallazgo reciente en los hombres con premutación es una atrofia cerebelosa , con temblor, pérdida de funciones ejecutivas y severo deterioro de la memoria. Estos hallazgos han sido puestos en relación con deterioros a largo plazo del sistema nervioso en relación con déficit moderado de FMRP o aumento de ARN mensajero.

Aunque el TNP mas frecuentemente descrito es el síndrome ADDH (hiperactividad y déficit atencional), los dos signos clínicos más precoces son el retraso en la adquisición de la marcha y del lenguaje. Esto implica que si el síndrome se conoce, el diagnóstico de sospecha y de confirmación (mediante técnicas de estudio genético molecular) se pueda efectuar a edades tempranas; a pesar de que la idea de que estamos ante una patología infradiagnosticada es un dato recurrente en la literatura, es cierto también que la edad media al diagnóstico ha ido disminuyendo y en nuestro entorno se ofrecen cifras que han pasado de los 20 años en la década de los 70, a los 3 años en la actualidad. Los trastornos del lenguaje afectan a todos sus componentes (fonología, sintaxis, semántica pragmática y aspectos comprensivos) y se ven igualmente interferidos por los trastornos de la conducta. Su manifestación conoce diferentes grados de severidad y alrededor de un 4% de los niños de la serie española (Artigas y colbs/00) no ha llegado a desarrollar lenguaje oral.


Los aspectos educativos son el punto mas importante a la hora de plantear el tratamiento de estos niños. El síndrome en si, no tiene cura en la actualidad y el tratamiento médico es sintomático (hiperactividad, problemas de sueño, trastornos severos de conducta y ocasionalmente, epilepsia). El fenotipo cognitivo- conductual de estos pequeños hace que el abordaje educativo deba ir mas allá de las dificultades derivadas de un nivel intelectivo bajo y contemplar su disfunción para procesar la información sensorial; las dificultades psicomotrices; los trastornos del lenguaje y en suma, un abordaje multidisciplinar, con profesionales que conozcan las particularidades del síndrome, que va a tener manifestaciones diferentes en función del sexo (niño o niña) de los afectados, y tener muy presente que en las niñas, aún con mutación completa, el cociente intelectivo puede ser normal y la semiología dominante sea un cuadro de inatención y dificultades en los aspectos pragmáticos del lenguaje.

La posibilidad de diagnóstico precoz, durante la gestación; la posibilidad de tener hijos no afectados que abre la tecnología mediante selección de embriones y las necesidades médicas y educativas que los niños con síndrome x frágil poseen, constituyen un serio argumento para que el conocimiento profundo de esta afección se convierta en una prioridad social.

Bibliografía

- Artigas- Pallarés J, Brun C, Gabau E. Aspectos médicos y psicológicos de Síndrome X frágil. Rev Neurol 2001; 2 (1): 42- 54.
- Braden M, Wilson P, Stackhouse OT, O´Connor R, Scharfenakker MA, Hagerman R. Desarrollo de un plan educativo individualizado para personas con síndrome X frágil.En Ramos Fuentes FJ, ed. El Síndrome X Frágil. Material Educativo de la Fundación nacional del X frágil de Estados Unidos. Madrid: Ed. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales;1999. p. 203- 31.
- Hagerman RJ. Physical and behavioral phenotype. En Hagerman RJ, Cronister A,ed. Fragile X syndrome: diagnosis, treatment and research. 2ªed. Baltimore: Ed. Johns Hopkins University Press; 1996. p. 3- 87.


  Inicio | Salutación | Programas | Inscripciones | Info turística | Documentación