Resumen de la ponencia


 


Volver Atrás


Imprimir está página


Siguiente resumen



Conferencia Inaugural del V curso
ASPECTOS ANATÓMICOS DEL DESARROLLO DEL LENGUAJE 
Ponente:

Galaburda, Albert
Jefe de la División de Neurología de la Conducta. Profesor de Neurología y Neurociencias. Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard. (Boston, USA)

  Hora: 9.15    Dia : 21 de Febrero del 2003

   Desafortunadamente, los modelos sobre la organización del cerebro humano para acomodar el lenguaje se basan demasiado en los conocimientos obtenidos a través de 150 años de estudio sobre el cerebro del adulto con trastornos adquiridos, sea por infarto, traumatismo, tumor, infección, etc. Seguramente estos modelos sirven para comprender hasta cierto límite la organización del cerebro del niño para el lenguaje, pero fallan cuando es necesario entender la reacción especial del cerebro juvenil a un daño. Esto se debe más que nada a la plasticidad ágil y menos limitada que caracteriza el cerebro joven. Un ejemplo puntual es lo que hace la corteza visual en aquel que nace ciego por razones oculares, o lo que hace la corteza auditiva en los sordos de nacimiento.

Las regiones involucradas al lenguaje se encuentran en dos localizaciones distintas: un grupo de áreas en regiones dorsomediales, que tienen que ver con la activación del acto del lenguaje y la atención al lenguaje de otros; y otro grupo de áreas localizadas en regiones perisilvianas que tienen que ver con la estructuración de la producción lingüística y con la decodificación y acceso al significado del lenguaje de otros. Este estilo dualístico de organización es un solo ejemplo dentro de un sistema dual más generalizado que afecta también otras funciones cognitivas. Por ejemplo, en el sistema visual los procesamientos sensoriales-perceptuales, tanto como los cognitivos, se desarrollan dentro de dos vías relativamente independientes que se ocupan, por una parte, de procesar informes espaciales (el sistema "dónde"), y por la otra, informes sobre la naturaleza del objeto visual mismo (forma, textura, color, etc.), (el sistema "qué").

En el lóbulo frontal, regiones dorsomediales están involucradas en decisiones sobre cuándo actuar (caso especial: cuándo hablar o cuándo atender al lenguaje de otros), por una parte, y qué decir y cómo decirlo, que es la función de las regiones perisilvianas del lenguaje. Estas dos vias se subdividen en etapas de procesamiento, primero de bajo nivel, luego de alto nivel, que forman el flujo del pensamiento. Es exactamente en la importancia relativa de estas etapas de procesamiento donde el cerebro joven se diferencia de aquel presente en el hombre maduro.

La arquitectura y conectividad de la corteza cerebral, tanto como la conectividad de la corteza con regiones subcorticales apoyan un concepto de organización que es útil a nivel heurístico y ayuda a entender las respuestas al daño, tanto en el niño como en el adulto. Estas características serán el enfoque de la ponencia presente y se enfatizarán aspectos que puedan aclarar la biología de los trastornos del lenguaje del desarrollo.


  Inicio | Salutación | Programas | Inscripciones | Info turística | Documentación